7.12.13

Cuento Random #4

Owens.
Demonios, no otra vez.
Pase al frente.
Con dificultad, me separo de mi asiento. Mis piernas tiemblan y siento que voy a tartamudear en cuanto pase al frente.
Aunque, claro, la directora no sabe que tengo pánico escénico, que le tengo miedo a las alturas y que rara vez puedo hablar frente a muchas personas.
En este caso, veinte de mis compañeros me observan. Cinco se ríen. Tres duermen. Cuatro hacen quién sabe qué. El resto me observa, y algún que otro suspira.
Y siento la necesidad de salir corriendo.
Haz el cálculo que escribí en la pizarra me dice la directora, extendiéndome una tiza.
Con manos temblorosas, hago el ejercicio. Lentamente, sin mirar hacia atrás.
Suspiro cuando lo termino y regreso a mi asiento atrás de todo.
La directora observa mi ejercicio y pone un gran aprobado al lado. Y ahora viene el maldito discurso que me hace quedar como una estúpida.
Deberían aprender de su compañera pasa delante de Conny y le arranca la lima de uñas de la mano. Ella pasa sin decir palabra a la pizarra y hace correctamente el ejercicio acerca su rostro al de mi pesada compañera porrista. No como otros... resalta la última palabra, que no hacen más que no prestar atención.
Conny me dirige una mirada llena de odio y me hago pequeña en mi asiento.

¿Algo más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified